Creemos

Somos Cristiano, Santos y Misioneros

  

4 Leyes Espirituales

“Así como hay leyes naturales que rigen el universo, también hay leyes espirituales que rigen nuestra relación con Dios.” 

PRIMERA LEY
Dios te ama, y tiene un Plan maravilloso para tu vida. 

El Amor de Dios:
Porque de tal manera amo Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en El cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
Juan 3:16

Cristo afirma:
Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.
Juan 10:10

¿Por qué la mayoría de las personas no están experimentando esta “vida en abundancia”?

SEGUNDA LEY
EL HOMBRE ES PECADOR Y ESTA SEPARADO DE DIOS; POR LO TANTO NO PUEDE CONOCER NI EXPERIMENTAR EL AMOR Y EL PLAN DE DIOS PARA SU VIDA.

Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.
Romanos 3:23

El hombre fue creado para tener comunión con Dios, pero debido a su terca voluntad egoísta, escogió su propio camino y su relación con Dios se interrumpió. Esta voluntad egoísta caracterizada por una actitud de rebelión activa o indiferencia pasiva, es evidencia de lo que la Biblia llama pecado.

EL HOMBRE ESTA SEPARADO DE DIOS
“Porque la paga de pecado es muerte…  Romanos 6:23
(muerte espiritual, separados de Dios).

…mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”.
Romanos 6:23

Dios es Santo y el hombre pecador. Un gran abismo los separa. El hombre esta tratando continuamente de alcanzar a Dios y la vida en abundancia, y cruzar este abismo mediante sus propios esfuerzos: la religión, la moral, la filosofía, las buenas obras, etc.,  sin poder alcanzarlo.

La tercera ley nos da la única solución a este problema ….

TERCERA LEY
JESUCRISTO ES LA ÚNICA PROVISIÓN DE DIOS PARA EL PECADOR. SOLO EN EL PUEDES CONOCER Y EXPERIMENTAR EL AMOR Y EL PLAN DE DIOS PARA TU VIDA.

El murió en nuestro lugar.
“Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aun pecadores, Cristo murió por nosotros”. Romanos 5:8

EL RESUCITÓ:
“Cristo murió por nuestros pecados… fue sepultado, y resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras; apareció a Cefas, y después a los doce. Después apareció a mas de quinientos… “.
1 Corintios 15:3-6

ÉL ES EL ÚNICO CAMINO PARA LLEGAR AL PADRE:
Jesús dijo: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, si no es por Mi”.
Juan 14:6

Dios ha cruzado el abismo que nos separa de El, al enviar a su Hijo Jesucristo, a morir en la cruz en nuestro lugar. Alguien tiene que pagar por la deuda de nuestro pecado para que podamos obtener la libertad.

No es suficiente conocer estas tres leyes y aún aceptarlas intelectualmente.

CUARTA LEY
DEBEMOS INDIVIDUALMENTE RECIBIR A JESUCRISTO COMO SEÑOR Y SALVADOR PARA PODER CONOCER Y EXPERIMENTAR EL AMOR Y EL PLAN DE DIOS PARA NUESTRAS VIDAS.

Debemos Recibir a Cristo:
“Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser Hijos de Dios”.
Juan 1:12

Recibimos a Cristo mediante la FE:
“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe”.
Efesios 2:8-9

TU PUEDES RECIBIR A CRISTO AHORA MISMO; INVÍTALO A TU VIDA, ÁBRELE A ÉL LA PUERTA DE TU CORAZÓN.
Cristo dice:
“He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él….”
Apocalipsis 3:20

Puedes orar, hablarle a Dios de la siguiente manera:

“SEÑOR Jesucristo: Gracias porque me amas y hoy entiendo que te necesito. Te abro la puerta de mi vida y mi corazón, y te recibo como mi SEÑOR y SALVADOR. Ocupa el trono de mi vida. Hazme la persona que tu quieres que sea. Me arrepiento de haber andado a mi manera. Gracias por perdonar mis pecados y mi incredulidad. Sé que moriste por mi en la cruz, y que resucitaste al tercer día. Gracias por haber venido a mi vida y por escuchar mi oración según tu promesa. Ahora te confieso como Mi Señor.